DOMINGO DE RESURRECCIÓN


ROMERÍA DE
SEQUEROS


DOMINGO
DEL BOLLO


DÍA DE
SAN JUAN


DÍA DE
SAN CRISTÓBAL


NUESTRA SEÑORA DE AGOSTO


SAN BARTOLOMÉ


DÍA DE EXTREMADURA

 


 

DOMINGO DE RESURRECCIÓN

 

Popularmente es conocido con el nombre de “Domingo de los Tiros”, en clara alusión al acto protagonista de la jornada festiva, que a su vez se denomina Reverencia.

La Reverencia consiste en la representación del instante en que Cristo se encuentra con su madre, la Virgen María, para anunciarle la buena nueva de su resurrección y triunfo sobre la muerte en la cruz.

En Zarza la Mayor las imágenes de Jesús Resucitado y Virgen del Castillo, son las elegidas para representar tal emotiva escena entre madre e hijo.

Cada una de ellas sale de un lugar diferente. La Virgen desde la ermita del Castillo; mientras que el Resucitado (como cariñosamente se le llama en Zarza a Cristo), lo hace desde la iglesia parroquial. Ambas imágenes, tras recorrer calles repletas de fieles entusiastas, confluyen en la llamada Plazuela, punto intermedio dónde se desarrolla el acto central: la Reverencia.

Son apenas cinco minutos, pero muy intensos y llenos a desbordar de pasión y alegría. Las santas imágenes, frente a frente, separadas por un centenar de metros, son portadas por sus respectivos mayordomos quienes, a una señal predeterminada, corren veloces dicha distancia hasta alcanzar el centro de la Plazuela, arrodillándose en el momento de juntarse como si se tratara de un abrazo entre Jesús y María: es la Reverencia. Justo en ese instante, una muchedumbre de escopetas disparan al aire en homenaje a las dos imágenes. Los mayordomos retiran la unión, y vuelven a repetirla dos veces más, sumando en total tres Reverencias, y en cada una de ellas se repite lo narrado. En la última el abrazo acaba por extenderse a toda la vecindad, que celebra con salvas, cohetes, gritos y llantos de alegría, la feliz noticia de la Resurrección y el encuentro entre Madre e Hijo.

A continuación comienza la procesión, amenizada con charanga, bailes regionales y, sin dar lugar al descanso, el humo y olor a pólvora, merced a los disparos de cientos y cientos de escopetas, que siguen festejando el grato acontecimiento.

Tras la lúdica procesión, Misa Mayor en la iglesia parroquial; después bailes en honor a las santas imágenes. Luego el Resucitado se queda ya en la parroquia, mientras que la Virgen sube de nuevo, en alegre paseo, hasta su ermita del Castillo, acompañada de los zarceños, escopetas y música.

El resto de la jornada transcurre por otros derroteros. Acabado el acto religioso, comienza la fiesta, con el trasiego por bares y locales, saboreando y disfrutando de los buenos caldos y gastronomía, amenizado todo ello con charlas y risas compartidas con familiares y amigos. En definitiva, un día intenso, que supone una de las jornadas más destacadas del calendario festivo zarceño.


Subir

 

ROMERÍA DE SEQUEROS

 

Junto con el Domingo de los Tiros, la Romería es el otro día grande de las festividades zarceñas, especialmente de las que se celebran durante la Semana Santa.

La Romería tiene lugar el martes inmediato al Domingo de Resurrección.

Se desarrolla junto a la ermita de Sequeros, que alberga a la patrona de la localidad, a quien está dedicada la fiesta romera. El acto inicial es la misa, que se celebra al mediodía, presidida por la imagen de Nuestra Señora de Sequeros, la cual es trasladada al exterior del templo y colocada en un altar bajo el porche porticado. Desde aquí contempla toda la extensa campa dónde se ubican sus fieles celebrando la fiesta.

Poco después de la misa se celebra el tradicional Desfile de Carrozas, que participan en un concurso dónde se premia la calidad, decoración, innovación y demás factores. Las Carrozas alternan escenas costumbristas con otras de índole religiosa, aunque cualquier temática tiene cabida en esta singular competición.

Durante todo el día el espacio abierto a los pies de la ermita se convierte en asentamiento de un sin fin de bares, restaurantes, atracciones feriales y otro tipo de establecimientos que, junto a las orquestas musicales, amenizan toda la jornada a los alegres romeros.

Al caer la tarde, tras la subasta de las andas procesionales, la Virgen de Sequeros recorre toda la explanada, para volver posteriormente a la ermita, dónde ya es recogida en su interior, siendo custodiada en el Camarin del Altar Mayor.

Mientras tanto, en el exterior, la fiesta campera dura hasta altas horas de la madrugada.

Una romería muy apreciada y reconocida, que reúne tanto a zarceños como a muchos otros visitantes procedentes de pueblos de los alrededores.


Subir

 

DOMINGO DEL BOLLO

 

Así se llama la fiesta que se desarrolla el primer domingo después de Semana Santa.

Celebración típicamente campestre, en la cual se reúnen familias y grupos de amigos para disfrutar de un día de campo, eligiéndose, como escenario para ello, cualquier lugar de la amplia geografía zarceña, si bien suelen preferirse los paisajes junto a la rivera de Erjas.

Es tradición saborear el típico Bollo, dulce elaborado en los hornos de las panaderías locales. Precisamente a este producto alimenticio debe su nombre la fiesta.


Subir

 

DÍA DE SAN JUAN

 

Durante la madrugada del 23 al 24 de junio, la que marca el solsticio de verano, es la indicada para celebrar la fiesta de San Juan.

Los zarceños se reúnen a los pies de la ermita del santo, dónde al ritmo de una verbena, bailan y saborean productos típicos de la tierra, elaborados por los mayordomos de la ermita: ponche, vino, perrunillas, roscas...etc.

El propio calor de las fechas veraniegas es acompañado por el que proporciona la tradicional Hoguera de San Juan, que otorga el carácter místico a tan concurrida fiesta.


Subir

 

DÍA DE SAN CRISTÓBAL

 

Celebrada durante el caluroso mes de julio, en honor al santo, patrón de los conductores.

Precisamente son éstos, agrupados en cofradía, quienes organizan los actos de la fiesta, compuesta de Misa y procesión. Está es una algarabía por las calles del pueblo, con la imagen de San Cristóbal presidiéndola, seguida por una larga comitiva de vehículos que, al unísono, hacen tronar todos los claxon y bocinas.

Poco después todos los cofrades participan de una comida, dando fin a tan ajetreada jornada automovilística.


Subir

 

NUESTRA SEÑORA DE AGOSTO

 

Tiene lugar el 15 de agosto, festividad de la Asunción de la Virgen.

Comienza con la tradicional Misa. Después, es costumbre que el vecindario salga a disfrutar de unas horas de tapeo y degustación de platos, servidos en los diversos establecimientos del pueblo.

En definitiva, una jornada meramente lúdica, aprovechando los excelentes y calurosos días veraniegos, que invita a participar buscando, como excusa, irse acondicionando para recibir las cercanas Ferias y Fiestas en honor a San Bartolomé, que tendrán lugar tan sólo días más tarde.


Subir

 

FERIAS DE SAN BARTOLOMÉ

 

Es otro de los momentos cumbres del calendario festivo zarceño.

Celebradas a finales de agosto, teniendo como día central la festividad de San Bartolomé.

Antiguamente se trató de una feria eminentemente agroganadera, mediante la cual se trataba de comerciar con el excedente de la producción cosechera. Con el paso del tiempo, el viejo modelo quedo en desuso, ganando importancia el aspecto puramente festivo y sociológico.

La noche del día 23 tiene lugar la lectura Pregón, que sirve de pistoletazo inicial de las Ferias. Luego, durante 4 ó 5 días, dependiendo de la cercanía o no del fin de semana para extender/minimizar la duración, tienen lugar los actos propiamente fiesteros.

El día clave es el 24, con Misa Mayor y, por la tarde, tradicional corrida de rejones en la Plaza de Toros.

El resto de jornadas feriales consisten en espectáculos infantiles y juveniles, suelta y encierro de vaquillas al estilo tradicional, actos culturales y deportivos, verbenas hasta altas horas de la madrugada y, sobre todo, mucho ambiente social, con las calles repletas de vecinos y visitantes en alegre armonía, disfrutando de todas las actividades programadas que, en los últimos años, tienen su preludio la semana antecedente, denominada Semana Cultural, durante la cual se celebran, entre otras, la Ruta de la Tapa, el Mercado Artesanal Nocturno, Exposiciones y Charlas culturales, Rutas senderistas, bailes y espectáculos teatrales..... Un programa para todos los gustos que no da lugar al aburrimiento.


Subir

 

DÍA DE EXTREMADURA

 

Cerrando ya el calendario festivo, se celebra el Día de Extremadura, siendo la fecha señalada el 8 de septiembre.

Es un acontecimiento que comienza al caer la tarde, cuando el, ya menos asfixiante, calor aconseja salir a la calle para disfrutar del programa elaborado.

Normalmente el escenario elegido es la Plaza de Toros, dónde se sirve un guiso, a base de carne de vaquilla, acompañado de vino y otras bebidas. Ameniza una orquesta.

Es una nueva excusa para ir despidiendo los largos días de verano, antes del regreso a la cotidianidad del resto del año.


Subir